Adbusters

No pagamos

¿Podría Occupy catalizar una revuelta salvaje de consumo en mayo?

«Cambios programados en el sistema. Entrada libre. No se cobran pasajes. Por favor, utilizen las entradas de servicio.»

Este artículo está disponible en:

La semana pasada, ocupantes en la ciudad de Nueva York mantuvieron abiertas las entradas del metro y colgaron paneles que parecían oficiales, invitando al público a viajar gratuitamente. Su acción innovadora causó un furor inmediato en el movimiento Occupy, esto sugirie que acciones similares se llevarán a cabo por todo el mundo, en el mes de mayo.

Los activistas explicaron que la huelga de billetes de metro se hizo para mostrar la conexión entre los recortes en el transporte público y la recuperación financiera de la democracia: «en lugar de utilizar nuestros impuestos para financiar adecuadamente el transporte, Albany y el ayuntamiento han privado de dinero público al sector del transporte durante más de veinte años; MTA tiene que recurrir a bonos (préstamos de Wall Street) para pagar proyectos y hacer frente a los gastos […] más de $2 billones de dólares al año se van al servicio de deuda […] para el 2018 más de uno de cada cinco dólares de los ingresos de MTA irán a parar al bolsillo de un banquero». Admitieron los líderes del sindicato.

Las autoridades de la ciudad de Nueva York se apresuraron a condenarlo, hasta llegaron a emplear las secuencias de vídeo de vigilancia de los ocupantes mientras realizaban este audaz bloqueo. No es de extrañar que estén tan preocupados. Esta es quizás la primera vez que la táctica de una huelga de billetes se ha desplegado exitosamente en Estados Unidos y es una señal de que el movimiento de Yo no pago, que ha estado floreciendo en Europa, está finalmente llegando a Norteamérica. En Grecia, los agitadores toman rutinariamente casetas de pago y entradas de transporte público, permitiendo que todo el mundo pase gratis.

Mientras Occupy sigue madurando, está comenzando a aprender unos cuantos trucos nuevos. Si Occupy adopta la táctica de la huelga de billetes en el movimiento Yo no pago, quizás veremos crecer la bola de nieve del levantamiento de mayo hasta convertirse en una revuelta salvaje de consumo —rechazar a pagar en masa—, algo que el mundo no ha visto jamás.

Traducido por Translator Brigades[email protected].

Adbusters 111 Cover

On Newsstands December 3

At last we’re in Winter. It’s the year 2047. A worn scrapbook from the future arrives in your lap. It offers a stunning global vision, a warning to the next generations, a repository of practical wisdom, and an invaluable roadmap which you need to navigate the dark times, and the opportunities, which lie ahead.

Subscribe to Adbusters Magazine